Archivo de la etiqueta: recomendaciones

La importancia de tocarnos

¿Cuándo fue la última vez que te diste o te dieron un masaje? ¿Te incomoda cuando te tocan o te tocas? En esta publicación vamos a darle a la piel la importancia que se merece.

La piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y es, quizás, uno de los que más descuidamos. Además la piel se encuentra expuesta continuamente a diferentes agentes externos (sol, polución, fibras sintéticas, productos cosméticos…) por lo que sufre y está más castigada. A lo largo de toda la piel se encuentran miles de terminaciones nerviosas que nos proporcionan información. El sentido del tacto reside en nuestra piel, y nos permite conocer la textura, temperatura y dureza de las cosas. Hace poco escuché que el ser humano cada vez necesita menos usar algunos de los sentidos, por lo que estábamos perdiéndolos. Ocurre amenizó, por ejemplo, con el olfato o el gusto. No obstante, también estamos perdiendo sensibilidad en la piel, por lo que hay información que no nos llega, que no procesamos. Es por eso que se han puesto de moda los zapatos ‘bare foot’. Este tipo de zapatos están fabricados de materiales que hacen menos barrera entre la piel de nuestros pies y el suelo. De forma que la pisada es similar a ir descalzos y, por tanto, la musculatura se desarrolla de forma más natural y correcta, se trabaja el equilibrio y se previenen lesiones. Por este motivo, también, se recomienda que los bebés anden descalzos o con calcetines todo lo posible, para no entorpecer el crecimiento natural de los huesos y la musculatura.

Hablando de bebés, todo el mundo sabe que dar masajes a los bebés les ayuda con los cólicos, les hidrata, crea vínculo … Pero cuando dejamos de ser niños eliminamos casi por completo el masaje de nuestra rutina. Con suerte se salva la cara, a la que prestamos más atención por esto de estar jóvenes y guap@s. Pero el resto de nuestra piel apenas recibe un cuidado de forma habitual. Los masajes favorecen la oxigenación de las células, la circulación de la sangre, la eliminación de toxinas, la hidratación, la relajación de los músculos, a conocer nuestro cuerpo… Es una pena que no nos dediquemos aunque sean 5 o 10 minutos en el momento de la ducha a aplicarnos crema hidratante o aceite corporal con un buen masaje. Pues todo lo que conlleva son beneficios.

La piel es, por tanto, no sólo un vehículo de auto descubrimiento y auto cuidado sino de un portal hacia el conocimiento y la relación con otras personas. Desde mi propia experiencia puedo decir que realizar actividades en las que haya contacto con otros crea un ambiente de respeto y confianza que no lo hay en actividades individuales. Me refiero por ejemplo a actividades deportivas como el baile, la gimnasia deportiva, el pilates, el yoga… en el que haces ejercicios en parejas o el grupo. Por no hablar del vínculo y la intimidad que se crea a través del contacto piel con piel. De mostrarnos y tocarnos sin complejos, de forma sincera y natural.

Aquí os dejo una lista con productos y consejos sobre el cuidado de la piel que a mí me funcionan y creo que te irá genial.

Rutina corporal:

  • Aplicación de aceite corporal al final de la ducha. A mí me encanta el aceite de rosa Mosquera. Elige el que mejor te vaya a tu tipo de piel.
    Cepillado en seco con un cepillo corporal de cerdas blandas una vez por semana. AntÑes de la ducha comienza por los pies y ve subiendo haciendo movimientos circulares. No solo mejorará la circulación de la sangre sino también exfoliarás suavemente, eliminando las células muertas.

Libros para mamás y/o futuras mamás.

Toda mujer cuando se queda embarazada por primera vez piensa que no sabe por dónde empezar. Comienza entonces  una búsqueda de información intensiva para dar respuestas a todas sus preguntas (que son muchas), ya sea preguntando a familiares y amigos o a través de internet. En mi caso me ayudaron mucho, no solo mi familia y profesionales sanitarios, sino también la app Babycenter y una relación de libros que voy a detallar a continuación. Algunos de ellos creo fielmente que deben ser de lectura obligatoria durante el embarazo y primeros meses de maternidad.

El primer libro se llama “La biblia del embarazo” de la Doctora Anne Deans (Ed. Grijalbo). Lo más interesante de este libro es que te detalla semana a semana los cambios en el desarrollo del feto y los cambios en el cuerpo de la embarazada. Es un libro de consulta, para tenerlo a mano cada semana y leer la evolución de tu bebé. Así como otros muchos apartados interesantes como el papel del padre o cómo mantenerse bien durante todo el proceso del embarazo y el puerperio.

Resultado de imagen de la biblia del emba

El siguiente libro es un “must” para toda futura mamá: “Un regalo para toda la vida” del Doctor Cárlos Gónzalez (Ed. Booket). Se trata de una guía detallada y muy bien explicada sobre lactancia. Es el manual perfecto que te explica cómo dar el pecho, qué problemas puedes tener, cómo solucionarlos, destapa mitos y falsas creencias, etc. Yo lo tengo organizado con separadores de colores en los capítulos que más me interesan para poder acudir a él cuando me hace falta: cuando me duele el pecho al mamar, cuando quiero guardar y congelar leche, etc. Da igual si quieres dar el pecho durante mucho o poco tiempo, debería ser leído por toda mamá primeriza porque te va a ayudar mucho a saber qué tienes que hacer esas primeras semanas después de tener al bebé.

Resultado de imagen de un regalo para toda la vida

El tercer libro, también de Carlos González, se llama “Bésame mucho“(Ed. Temas de Hoy). Este libro te ayuda a entender las necesidades de tu bebé. El bebé llega al mundo con los instintos básicos y primarios propios de la especie humana. Y para poder entenderlos debemos ser conscientes de las características socioculturales que nos rodean y nos condicionan como madres. Por ejemplo, el bebé llora cuando está solo. ¿Por qué? Por pura supervivencia, hace miles de años si un bebé no lloraba para que lo cogieran y lo protegieran  podía venir cualquier animal peligroso y comérselo. Y su madre, posiblemente, acudiría lo antes posible, pues cuanto más tiempo estuviera el bebé llorando más probabilidades había de que el depredador pudiera encontrarle. Como este ejemplo hay muchos. Este libro es muy interesante porque te ayuda a ver las necesidades del bebé desde otro punto de vista. Recomendable 100%.Resultado de imagen de

Y por último, pero no menos importante, un poco de humor cuando ya han pasado los primeros meses e intentas volver a la rutina. “Desayuno con lactantes” de Mamá Saturada (Ed. Martínez Roca) te sacará más de una sonrisa y alguna que otra carcajada. Muy fácil de leer, lo recomiendo al 100%.

Resultado de imagen de

Espero que esta selección sirva para orientar a todas las mujeres que se encontraron como yo hace ya casi dos años. Os dejo los links en el título de cada libro por si os interesa. Si conocéis otros libros que os hayan sido de mucha ayuda en estos momentos tan intensos déjame los títulos en los comentarios. Compartir es crecer.

 

Recomendaciones de actividad física según tu edad.

Ya ha llegado la primavera, el buen tiempo, se acerca la Semana Santa y la gente ya se empieza a preocupar de lucir tipín. Comienza la operación bikini para muchos y los gimnasios hacen buena cuenta de ello. No obstante, como todo el mundo sabe aunque no lo haga, mantenernos sanos y con una buena condición física debería ser una prioridad constante durante todo el año. Ganaremos salud y calidad de vida. Así que para el que no quiera matarse en el gimnasio pero le interese hacer un mínimo por mantenerse activo os propongo las siguientes recomendaciones:

Niños menores de 5 años que ya andan: al menos 180 minutos al día de actividad de cualquier intensidad (juegos motrices básicos como correr, saltar, trepar, lanzar…) en diferentes lugares (casa, piscina, parque, campo…). A partir de los 2 años el tiempo frente a las pantallas debe ser menor de 1 hora al día. Limitar el tiempo que pasan sentados y atados en sillas o carros cuando estén despiertos a menos de 1 hora seguida.

Niños de 5 a 17 años: Al menos 60 minutos al día de actividad moderada o vigorosa. Incluir actividades que fortalezcan las músculos y la masa ósea al menos 3 días a la semana. Limitar el tiempo frente a pantallas por motivos de ocio a menos de 2 horas al día. Fomentar actividades al aire libre, reducir los tiempos de sedentarismo y favorecer el transporte activo (aquel en el que se gasta energía como andando o en bicicleta).

Adultos: Al menos 150 minutos de actividad moderada a la semana o 75 minutos de actividad vigorosa a la semana, o una combinación de ambas. Se puede conseguir sumando periodos de 10 minutos como mínimo. Dedicar 2 días a la semana a actividades para fortalecer la musculatura, la masa ósea y la flexibilidad. Mayores de 65 años, 3 días a la semana actividades para mejorar la musculatura y el equilibrio. Limitar el tiempo prolongado ante pantallas. Evitar pasar tiempos prolongados sentado, haciendo descansos activos cada hora o dos horas de sesiones cortas de estiramientos o dar un breve paseo.

Estas recomendaciones están recogidas en el documento: ‘Actividad física para la salud y reducción del sedentarismo.’ Publicado en 2015 por el Ministerio de Salud, Servicios Sociales e Igualdad, Educación, Cultura y Deporte. Puedes acceder al documento completo aquí 👈.

Es un documento elaborado por profesionales de todos los sectores que debería leer cualquiera que se preocupe por su salud y la de su familia.  Seguro que si lo adaptamos a nuestra gustos y aficiones, no es tan difícil llegar a esos mínimos y fomentar la realización de actividad física de forma regular en niños y jóvenes. Además, me parece muy interesante que incluyan el tiempo ante las pantallas (televisión, móvil, videoconsola, ordenador, etc.) como tiempo sedentario, pues es tiempo en el que gastas poca energía (ya estés sentado o de pie).

Por otra parte, añado que las mujeres embarazadas también deberían llevar a cabo los 150 minutos semanales recomendados, siempre que las asesoren los profesionales adecuados. De hecho, la academia OWA (Only Woman Academy, centro de formación y entrenamiento de la mujer para las diferentes etapas de su vida) ha lanzado en su perfil de Instagram un reto llamado #retowa #embarazo150 para fomentar la actividad física entre las embarazas, lo cuál tiene múltiples beneficios no sólo para la madre sino para el feto también. Si queréis más información pasaos por su web.