Los ‘po ya que’ más comunes durante el confinamiento.

Llámese ‘po ya que’ o ‘pues ya que’ a toda acción realizada por asociación a otra actividad previa. Por ejemplo, necesitas un pantalón y vas a una tienda. En la entrada ves la mesa que tiene las prendas en oferta. Tú la miras y piensas: – Pues ya que estoy aquí, voy a echar un vistazo por si me llevo también una camiseta. Los ‘po ya que/pues ya que’ los hacemos de forma automática, sin pensarlos demasiado, intentando aprovecharnos de las circunstancias.

Durante estos meses de confinamiento, sin apenas salir de casa… nuestra mente e inventiva se han agudizado para mantenernos activos. Lo que ha sido una pesadilla para unos, se ha convertido en una oportunidad para otros. Los ‘po ya que/pues ya que’ han surgido una y otra vez. Porque ahora que hemos tenido tiempo… Estos han sido los ‘po ya que’ más recurrentes en mi entorno durante el estado de alarma.

PO YA QUE…. no podemos salir de casa, vamos a hacer la limpieza a fondo. Hay quien ha ido habitación por habitación haciendo limpieza y tirando, sin piedad, lo que ya no necesitaba o estaba en mal estado. Los que lleva al segundo ‘po ya que’.

PO YA QUE…. estamos limpiando, vamos a aprovechar y le damos una manita de pintura, que hace falta. Y, así, muchos volvieron a recorrer cada instancia brocha en mano, aprovechando la coyuntura.

PO YA QUE… no puedo ir de bares. Voy a habilitar mi patio-balcón- terraza para poder tomarme un café o una cerveza al aire libre. De este modo, surgieron habilidades hasta entonces desconocidas como decorador de interiores, jardinero, carpintero, pintor… Y, por supuesto, subiendo el paso a paso en redes sociales. La otra cara de este ‘po ya que’ es la versión familiar. La de habilitar este zona para que tus hij@s puedan jugar en un espacio abierto.

PO YA QUE…. tengo tiempo, voy a ver esta peli que tengo pendiente, leer tal libro o hacer un maratón de mi serie o saga favorita. Además, después de la limpieza general aparecieron objetos de los que ni te acordabas pero que ‘po ya que’ los has sacado, durante unos días vuelven a ocupar nuestro tiempo. Así, por ejemplo, se han vuelto a hacer puzzles, pintado con acuarelas o escuchado cds antiguos.

PO YA QUE… no voy a ir a ninguna parte, y nadie me va a ver… no me voy a maquillar, ni peinar, y aquí podríamos sustituir estos ejemplos por multitud de opciones como: no depilarse o afeitarse, no lavarse el pelo, no quitarse el pijama, no cambiarte el chándal en una semana, etc.

Y del pasotismo extremo, pasamos al último ‘po ya que’ de la lista, el boom del autocuidado.

PO YA QUE…. tengo tiempo, voy hacerme esta mascarilla facial o capilar, exfoliarme la piel, intentar cortarme el pelo, manicura o pedicura casera, hacer ejercicio en casa diariamente, meditar, darme un baño relajante y un largo etcétera. Los tutoriales de YouTube subieron el número de visualizaciones de forma meteórica.

Seguro que me he dejado algún PO YA QUE en el tintero. ¿Te ha pasado a tí también? ¿Cuántos de la lista has puesto en práctica?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s